Comparte: Comparte en Twitter Comparte en Facebook Comparte en Linkedin

La delegación de Málaga del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Andalucía, entrega Premio "San Isidro" a la Excelencia Agroalimentaria al SIPAM

El galardón ha sido concedido a propuesta de la delegación de Málaga, ratificada por la Junta de Gobierno del COIAA.

            El Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Andalucía, a propuesta de su Delegación en Málaga y ratificada por la Junta de Gobierno, ha otorgado el Premio “San Isidro” por Córdoba a la Excelencia Agroalimentaria 2022, al SIPAM (Sistema Ingenioso Patrimonio Agrícola Mundial de la Uva Pasa de Málaga en la Axarquía).

         El premio tiene carácter anual y tiene por objeto reconocer el mérito de las empresas, instituciones o personas que hayan demostrado su excelencia en el sector agroalimentario de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

           Con la concesión de estos premios, desde 2013, el COIAA pretende estimular la calidad en el sector agroalimentario, en el campo y que la labor del ingeniero agrónomo sea reconocida por su aportación a la sociedad en los que desarrollo técnico, ambiental y socioeconómico se refiere.

El premio consiste en una placa y un diploma certificado. El delegado del COIAA en Málaga, José María Bergillos ha hecho entrega del mismo al delegado territorial de la Consejería de Agricultura, Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Fernando Fernández-Tapia Ruano como presidente de la Asociación SIPAM, en un acto público, tras la celebración de la sesión de Junta Directiva de la Asociación. Al mismo asistieron miembros de la Asociación, representantes y socios, así como autoridades relacionadas con SIPAM.

Según José María Bergillos, “este galardón viene a reconocer la labor de SIPAM, reconocido como Sistema Ingenioso Patrimonio Agrícola Mundial por la FAO en abril de 2018, por su labor de salvauarda del cultivo tradicional de la uva moscatel así como la elaboración de las uvas pasas por su excelente calidad y por la tradición ancestral de su elaboración, que está muy ligada a la tierra y es garante de biodiversidad y sostenibilidad, siendo ejemplo de armonía entre la comunidad rural y su entorno, en una zona con condiciones orográficas muy adversas".

Cada año, en cada provincia, se convoca este premio relacionado con la celebración de la festividad de San Isidro Labrador. Las entidades ganadoras, podrán hacer uso de tal condición utilizando el logotipo de los Premios en membretes, anuncios o memorias así como publicitar su concesión en cualquier medio de comunicación.