Comparte: Comparte en Twitter Comparte en Facebook Comparte en Linkedin

El consumidor es clave en las estrategias de innovación de las empresas agroalimentarias

Los retos para las empresas agroalimentarias en materia de innovación son cada vez más ambiciosos y tienen al consumidor como punto de referencia, esta fue la conclusión común en las ponencias de las VII Jornadas de Innovación.
El importantísimo papel de los Ingenieros Agrónomos quedó claro en la toma de decisiones basadas en el análisis de los datos fruto de la digitalización de nuestras empresas.
El sector agroalimentario español se afianza como uno de los más fuertes, siendo Andalucía la comunidad autónoma que cuenta con el sector agrario más potente de España.

Málaga ha acogido la séptima edición de las Jornadas de Innovación en Alimentación, organizadas por el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Andalucía (COIAA).

En el acto de inauguración estuvieron presentes la viceconsejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, Ana Mª Corredera; el decano del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Andalucía, Jerónimo Cejudo; José María Bergillos, delegado en Málaga del COIAA y Honorio González, moderador de las Jornadas.

 

El decano del COIAA, dio la bienvenida a los asistentes y destacó el gran nivel empresarial y la calidad de las intervenciones de los ponentes, “pues son los protagonistas del cambio que están viviendo sus empresas a través de la innovación”.

Seis casos de éxito de empresas españolas de primer nivel, que gracias a la aplicación de la innovación han desarrollado estrategias que les han permitido crear nuevos productos, perfeccionar sus procesos de producción e incluso descubrir nuevos modelos de negocio y colaboración dentro del sector agroalimentario.

Jerónimo Cejudo quiso poner de relieve que “la salud de las personas pasa por la alimentación y no podemos olvidar el importantísimo papel que los ingenieros agrónomos desempeñan en este sentido. Garantizar alimentos de calidad y seguros pasa por la innovación en producción, procesos y abastecimiento y toda la cadena de valor de la agroalimentación, para ser capaces de dar respuesta a la demanda de la sociedad. Nuestro sistema agroalimentario ha dado buena muestra de lo que es capaz de hacer y a pesar de la dificultades como la COVID y la invasión de Ucrania, ha salido fortalecido gracias a la innovación y digitalización.

Por su parte, la Viceconsejera de Agricultura, alabó a las empresas como auténticos vectores del cambio tecnológico. Asimismo, señaló que “la innovación en el sector agroalimentario, es una prioridad en la nueva PAC 2023.2027 y una línea prioritaria y transversal para la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, para lo que ha trazado una hoja de ruta para una Andalucía 5.0 más verde, competitiva e innovadora”.

Ana Mª Corredera destacó que “Andalucía cuenta con el sector agrario más potente de España y que contabiliza más de 7.000 empresas agroalimentarias que dan empleo a más de 55.300 personas y que generan un volumen de negocio de más de 13 millones de euros”. Un sector de “calidad y de garantía que es nuestra carta de referencia y que vuelve a batir récord en exportaciones, aumentando en más de un 14% el volumen en Andalucía.

Estas jornadas son el marco ideal donde empresas y profesionales hacen una interesante reflexión sobre la importancia de la alimentación, el bienestar y la salud de las personas, la innovación, tecnificación y digitalización en alimentación. “Contar con empresas de la industria agroalimentaria que apuestan por la innovación como elemento clave y diferenciador en el mercado nacional e internacional, nos da buena muestra de que sus ejemplos de éxito en innovación funcionan y pueden servir de ejemplo a otras empresas” según Cejudo.

Nuestros ejemplos de éxito

Así, uno a uno, Agrosevilla, Trops, Iberitos, SP Group, Aneto y Narbona Solís, ofrecieron ponencias que puesieron de relieve ese gran potencial diferenciador. José María Fernández Ginés, director de Innovación de Agrosevilla, presentó el Proyecto BIOACTIVE y cómo han logrado la obtención de compuestos bioactivos a partir de diferentes subproductos, que son de gran interés para diferentes sectores. Así “hemos obtenido ácido maslínico, con un 65% de pureza, una pureza muy alta cuyas bondades en alimentación animal, humana, etc., son especialmente significativas”.

Para Agrosevilla, “BIOACTIVE es la respuesta al compromiso con la sostenibilidad y economía circular de la compañía, siendo su principal objetivo el aprovechamiento del 100% de los subproductos, reutilizando además el 100% del agua utilizada en sus procesos”.

En su intervención, Enrique Colilles, director General de Trops, cooperativa que recientemente ha recibido el Premio Cooperativas Agro-Alimentarias de España a la Cooperativa del Año, destacó que “su modelo de negocio se basa en ofrecer el producto que el consumidor quiere comprar, y es fundamental ser muy eficientes en el canal de distribución, para que ese producto llegue en condiciones óptimas”. En su intervención puso de relevancia la importancia del papel de los ingenieros agrónomos en Trops, contando la empresa con el 10% de los agrónomos de Málaga, puesto que “la aplicación de la ciencia, la interpretación de datos y el trabajo de estos técnicos es primordial para la toma de decisiones y que el resultado sea un producto con excelentes cualidades”. Hoy  por hoy, “los socios están orgullosos del trabajo de nuestros ingenieros agrónomos” apuntó, y que “muy pronto el 100% de sus más de 3000 socios estarán digitalizados al completo, pues es fundamental la digitalización en este ámbito y la precisión de la tecnología. Hoy ya sus agricultores recolectan simultáneamente gracias a su App, que funciona muy bien y facilita planificación de producción y en cosecha”. Colilles que además aprovechó la oportunidad que ofrece el marco de estas jornadas, para adelantar que “Trops tiene previsto poner en marcha un parque tecnológico de Innovación en una finca de más de 40 hectáreas.  

Posteriormente, Rafael Román, director General de Iberitos, hizo hincapié en que a pesar de ser una “empresa pequeña, estamos presentes en el mercado con nuestra marca y eso es el resultado de mucho trabajo, esfuerzo e inversión, gracias a lo que consigues muchas satisfacciones al alcanzar un elenco de más de 1000 clientes y ser una marca muy reconocida”. El secreto del éxito para Iberitos es el que “la innovación está en todos y cada uno de los ámbitos de la empresa” lo que implica una revisión mensual de lo planificado para los próximos 3 años, pero “que ha hecho que nuestra empresa sea más competitiva y más sostenible a los ojos de la sociedad y para nuestros consumidores”.

Para Román, “la confianza de nuestros clientes se basa en que finalmente dispones de una información rápida, fiable y muy objetiva, lo que nos asegura optimizar nuestro sistema de producción y asegurarnos de conocer muy bien  la trazabilidad del producto”.

Tras su intervención, SP Group, de la mano de su responsable departamento de I+D+i, Azahara Gutiérrez, nos acercó al ámbito de envases y embalajes y la situación a la que las empresas tienen que adaptar éstos de acuerdo a una normativa que se aleja mucho de la capacidad de las mismas, en utilizar unos envases producidos con un único material. Según Azahara Gutiérrez, “los transformadores y envasadores nos enfrentamos a un doble reto tecnológico y normativo, pues se nos han marcado desde Europa un reto muy ambicioso para que en 2030 todos los envases sean reciclables, reutilizables o compostables”.

Para la responsable de I+D+i de Sp Group, hay un importante esfuerzo de innovación e investigación detrás sin olvidar que “los envases de uso alimentario tienen una función principal que es la seguridad alimentaria, preservar y proteger el producto y alargar la vida útil del mismo”. Entre los principales logros en innovación, destaca el hecho de que, disponen de todo tipo de soluciones que responden al modelo de sostenibilidad marcado por la estrategia Europea, además de que cuentan con una tecnología que les permite incorporar hasta un 100% de material de reciclado”.

Jess Padilla, directora de I+D de Aneto, expuso cómo es el proceso de producción en el mundo de los caldos y concretamente en su empresa, donde “caldos naturales, como lo haría nuestra abuela en la cocina”. Para la directora de I+D de Aneto, “no hace falta un rediseño total del proceso para hacer innovación sino que sólo con darle un nuevo enfoque o cambiar algo del proceso, ya es una etapa de innovación, y eso hay que tenerlo en cuenta. Para nosotros, para diferenciarnos en el proceso de producción industrial, con subir ese “punch” de sabor ya es innovación”.

En Aneto, no todos los caldos saben igual, y eso se debe a que sus productos son de temporada y cada temporada es diferente. En este sentido, los estándares de calidad y selección de productos en Aneto son tan altos, que no todas las materias primas son las indicadas para llenar las “5 ollas de 3.000 litros que funcionan a  presión como las de casa”. Entre sus proyectos innovadores, destaca el SuperSups by Aneto (en Barcelona), un exclusivo concepto delivery que funciona sólo en las épocas de frío, que lleva dos temporadas y que ha puesto en marcha recetas muy innovadoras. Como clave, Padilla señaló la importancia de “introducir las nuevas tecnologías de trabajo para sumergirnos cada vez en el mercado del consumidor joven”.

Para finalizar, Juan Carlos Narbona, CEO de Narbona Solís, nos habló de las bondades de la innovación en el mundo del vino y cómo de una experiencia innovadora, surgió un nuevo producto: Chinitas, como un vino blanco suave abocado. Desde sus inicios, Narbona Solís fue una empresa innovadora que apostó por diferenciarse del resto de distribuidores, ofreciendo productos muy seleccionados a sus clientes finales. “En el mundo de la hostelería hay que estar constantemente innovando, teniendo en cuenta que la constancia es la calve del éxito”. Para el CEO de Narbona y Solís, trabajar con marcas diferenciadas con las que antes nadie se hubiera imaginado trabajar, esa innovación en un mundo en el que parece que está todo hecho, fue lo que nos hizo ser quienes somos hoy”.

Para finalizar, en la clausura de las jornadas, el decano del COIAA, Jerónimo Cejudo, quiso agradecer la labor del equipo organizador del COIAA y a las empresas participantes y colaboradoras, Aneto, Iberitos, Trops, Sp Group, Agrosevilla, Narbona Solís, Power 8, Uppery Club, Cajasur y Caja de Ingenieros sin las cuales no habría sido posible, un año más, congregar a los mejores en innovación y conocer sus caos de éxito. El decano del COIAA, invitó a los asistentes a esperar la octava edición de las mismas, un evento que espera, de nuevo sea referente de Innovación en Alimentación y un excelente lugar de encuentro, reflexión y networking en un sector tan importante como el agroalimentario.